A FÁBRICA DA PREGUIÇA

O lugar em que surgem, surpreendidos e orbitantes, os produtos da alma marismática, entre as torres da incerteza e a carne acumulada da solidão.

6.11.05

INÉDITOS Roger Colom

Roger Colom
Teatro Breve (2005)

Vecino

Las pestañas rubias, tiempo hace
que se encerró en una cárcel de alegría
donde anuda, milimétricamente, sus días y sus horas.

De repente una mañana
se quedó calvo frente al espejo.
Afuera llovía.
Dentro, las nubes orinaban en los rincones
llenaban el sofá de pelos
cantaban acompañando al barítono de al lado.
Y llamaban a la policía.

Que ya no viene porque está aprendiendo a leer y escribir.
Y a reanimarle el calzado
a las viejas que piden carajillos cortos de café
y se dejan caer en las butacas junto al sofá
mientras por la boca falsa
se les escapa una rialla gris
y piden que las nubes canten otra
otra: sólo una más.


Las flores en el hogar

Uno
Las flores amarillas que me trajiste ayer
me han pedido tu número;
no quieren quedarse aquí.
Sí, el jarrón es adecuado, creo—
pero no creo que sea cosa de jarrones.
Tiene unas flores pintadas.
Amarillas.
Quizá sea eso—
que no soportan la comparación.
Pero no, no puede ser el jarrón.

Dos
En la floristería me han dicho
que las flores que trajiste
no existen.
Me han ofrecido otras del mismo color.
Eran iguales a las tuyas
pero plastificadas
que no dan problemas:
no hablan
y no se resistirán a vivir conmigo.
Por pocos días que les queden.

1 Comments:

Blogger Alfredo Ferreiro said...

La verdad es que me encantan estos poemas de comunidad de propietarios, de "comunismo sudoroso" entonces, podríamos decir, donde un vecino sale a la ventana en camiseta de tiras y pam! es poetizado, o donde los pasillos de la casa de cualquiera, de sintasol o loseta, se suben a la parra del chalé de cualquier otro. Eso sí, manteniendo el pulso en una altura artística, no a lo perezrevertiano, que tantas veces la calle pretende redimir sin que se lo pidan o lo necesiten, que en eso del estilo el palo seco de Umbral algo atinó. Lo cotidiano, pero fresco y bien tratado en hábil mezcolanza, como alguna cocina moderna que recupera lo tradicional y lo renueva. Muy bien, así leer refresca.

9:08 da tarde  

Enviar um comentário

<< Home